Lactancia materna

El dolor de la lactancia

Durante mi embarazo idealice la lactancia pensando que era algo sencillo y natural, pero no fue así… el dolor que sentí al pensar que no podría tener una lactancia como yo quería era horrible.

Mi bebé se agarro bien del pecho desde el primer instante así que yo estaba feliz y me sentía muy segura, hasta que lo llevé a su primer control y no había subido de peso.

Seguí con mi lactancia pero al segundo control paso lo mismo, por lo que el pediatra me receto formula, dijo que mi bebé necesitaba subir de peso y el dolor que sentí fue muy fuerte.

No era un dolor físico mas bien era un dolor emocional y a la vez me sentía muy insegura.

¿Mi leche no era suficiente?

Sí, llegue a pensar que mi leche no era suficiente, que era mala, dudé de mi cuerpo, dude de mi capacidad de producir leche buena, sentí que le estaba haciendo un mal a mi hijo al querer una lactancia exclusiva, lloré tanto.

Mujer amamantando.

El apoyo es fundamental.

Sólo necesitaba un poco más de apoyo por parte de los profesionales de la salud, y aunque lo tenía de la matrona, ella me confundía porque me decía que continuara con la lactancia pero que tuviera cuidado con los alimentos que ingería ya que podían causarle cólicos a mi hijo, en cambio el pediatra me decía que no era así, estaba muy confundida no sabía a quién creerle y ya casi no comía, me estaba alimentando muy mal por miedo de dañar mi hijo y todo eso me tenía muy agotada y triste.

¿Qué fue lo que hice?

Bueno ya cansada de tantas versiones un día decidí investigar sobre lactancia, busque mucha información, me uní a grupos de lactancia, consulte con asesoras para saber que estaba pasando, que pasaba con mi cuerpo y descubrí que el problema no era yo. Si quieres o buscas una lactancia materna exitosa lee este post.

La importancia de un buen acople.

Un mal acople interfiere en la subida de peso y que evita el dolor en los pezones y que ningún alimento que yo ingiriera afectaba al bebé, que sólo debía relajarme un poco y confiar en mi cuerpo y lo hice, pero debía sacar la formula primero para ver resultados, fui de a poco hasta que al mes ya no tomaba nada de formula y al fin fuimos lactancia materna exclusiva a libre demanda.

Acople correcto, para evitar el dolor en la lactancia.

La lactancia nunca debe doler.

Aprendí que la lactancia no debe ser dolorosa, no debe doler en lo absoluto siempre y cuando exista un buen acople y que hay muchos mitos, mitos que a la larga afectan a la madre haciéndola creer que su leche no es buena para su hijo, haciéndola sentir mal y estresada, si quieres saber más sobre los mitos de la lactancia lee este post.

Te invito a seguirme en Pinterest y si te ha gustado este post ¡compártelo! me harías muy feliz.

¿Como fue el inicio de tú lactancia? ¿llegaste a sentir que tú leche no era buena? déjame un comentario con tú experiencia, te veo en el próximo post.

Karla R.

Hola, soy Karla, tengo 31 años, soy madre primeriza de un varón y este espacio lo e creado para hablar sobre todo lo relacionado con la maternidad, lactancia y crianza respetuosa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.