Perla de Leche
Lactancia Materna

Perla de Leche o punto blanco: ¿Qué es y porqué se produce?

Si bien es cierto que amamantar jamás debe doler y si llega haber dolor es debido a un mal acople, a veces pueden aparecer una perla de leche o punto blanco.

Estás perlas de leche son muy dolorosas (créeme) se sienten como un dolor punzante, ardor en el pezón parecido a cuando tienes alguna herida o quemadura.

¿Porque aparece una perla de leche?

Hay 2 causas, una de ellas es por traumatismo, es decir, por algún tirón o mordida del bebé aun cuando no tiene dientes, alrededor de los 3 meses los bebés atraviesan por la crisis de los 3 meses en donde comienzan a ver más allá de su madre y suelen distraerse mucho, provocando tirones en el pezón cada vez que quieren voltear a ver algo sin soltar la teta.

Perla de leche
Perla de leche

Y en otros casos aparece cuando el bebé ha dado un mordisco al pezón, ya sea que tenga o no tenga dientes, la mordida provoca que el conducto se obstruya (se tape) y se forme el punto blanco o perla de leche.

Perla de leche por origen traumático

Esta perla de leche suele ser blanca o nacarada, superficial y redonda, duele mucho cuando el bebé succiona y luego de la toma el dolor suele desaparecer y quedar de forma plana. Duran entre 7 a 30 días y desaparecen solas, gracias a la succión del bebé está perla se rompe y desaparece creando una costra para luego desaparecer por completo.

Si sientes mucho dolor puedes pinchar la perla de leche con una jeringa esterilizada (nueva) el pinchazo debe ser muy superficial para no generar una herida extra.

Perla de leche
Perla de leche por traumatismo

Perla de leche por infección:

Luego existe otra perla de leche que aparece por infección y puede ser causada por mastitis o una alteración microbiana del seno. Suelen ser más dolorosas y duele tanto cuando el niño succiona como cuando no lo hace, su aspecto es amarillento, a diferencia de la perla por traumatismo esta afecta todo el conducto y no sólo la superficie.

Al haber una infección las bacterias se adhieren al conducto con restos de calcio, tapándolo. Cómo hablamos de una infección no la debes pinchar ya que producirás más dolor e infección, lo mejor es que acudas a un médico para una evaluación, en algunos casos deben ser medicadas con antibióticos.

¿Debes dejar de amantar en caso de infección?

No, al contrario, dejar de amamantar puede ser perjudicial ya que el conducto puede obstruirse aún más, en caso de que te receten algún antibiótico tampoco debes dejar la lactancia, hoy en día el 90% de los medicamentos son compatibles con la lactancia, eso incluye a los antibióticos recuerda siempre consultar el medicamento o sus componentes en e-lactancia.org.

En realidad, en ninguno de los 2 casos se aconseja dejar de amamantar, eso lo único que hará será empeorar el problema obstruyendo aún más los conductos.

Para evitar la aparición de una perla de leche por traumatismo intenta anticiparte a la mordida de tu bebé, descubrir porque lo hace o en el caso de los tirones puedes usar algún collar de lactancia para evitar que se distraiga y tire el pezón.

Espero que te sirva de mucho este artículo y si tienes alguna duda déjamela en los comentarios, estaré feliz de ayudarte 🙂

Sígueme en

Karla Riffo

Soy Karla, tengo 32 años y soy madre primeriza de un varón. Este espacio lo e creado para hablar sobre todo lo relacionado con la maternidad, lactancia, crianza respetuosa y también comparto recetas para disfrutar en familia.

Te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *